Por favor, antes de iros, podéis ponerle de comer a las jirafas? Ah! Y para los que no entendáis que hablo de la especie, a los “jirafos”, también.

Desde Asistencia Integral CRUM, y con ella sus productos DUIR, se ha luchado por el mantenimiento de la lengua y su correcto tratamiento, se ha huido de los anglicismos siempre que ha sido posible y se ha reivindicado el Arrendamiento financiero frente al Leasing o la Consulta de existencias frente a la Consulta del stock.

Esta sigue siendo una característica que nos define y que, aunque desapercibida por la mayoría, otorga un nivel de calidad más al producto.

Seguimos pensando que existe una gran diferencia entre hacer las cosas y hacerlas bien, nosotros siempre hemos optado por intentar llegar a la segunda opción. En el cuidado a los detalles está la excelencia.

… ¿Entonces qué hacemos con l@s jiraf@s?…

 

“Los ciudadanos y las ciudadanas, los niños y las niñas

Este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos: Todos los ciudadanos mayores de edad tienen derecho a voto.

La mención explícita del femenino solo se justifica cuando la oposición de sexos es relevante en el contexto: El desarrollo evolutivo es similar en los niños y las niñas de esa edad. La actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje y se funda en razones extralingüísticas. Por tanto, deben evitarse estas repeticiones, que generan dificultades sintácticas y de concordancia, y complican innecesariamente la redacción y lectura de los textos.

El uso genérico del masculino se basa en su condición de término no marcado en la oposición masculino/femenino. Por ello, es incorrecto emplear el femenino para aludir conjuntamente a ambos sexos, con independencia del número de individuos de cada sexo que formen parte del conjunto. Así, los alumnos es la única forma correcta de referirse a un grupo mixto, aunque el número de alumnas sea superior al de alumnos varones.”

Más información en Diccionario panhispánico de dudas, s/v género

 

Fuente, Real Academia Española

 

 

Libro de estilo para publicaciones en Internet

No existe mayor falta que la que se comete eliminando las normas básicas del lenguaje en favor de la propia comunicación.

Lo podemos ver en la mayoría de lo publicado en Internet y generalmente se comienza así: “Los demás lo usan, queda mejor, son técnicas comerciales avanzadas, etc.”. Cualquier cosa menos realizar una consulta a los que verdaderamente podrían ayudarnos a hacer las cosas bien.

Quizás nosotros no sepamos discernir lo que es “correcto” pero, si quien lo sabe, se manifiesta, ya no quedan excusas para hacer las cosas mal. Los que aún así, insisten en argumentar lo contrario, dejan prueba evidente de la importancia que le dan al lenguaje o a la comunicación. Curioso si hablamos de Internet.

No hace mucho y hablando del diseño de nuestra propia web se entabló un dilema inquietante con los técnicos sobre el uso de mayúsculas y minúsculas en los títulos y contenido de la publicación. No es más que un detalle, pero viene a cuento de lo comentado en este artículo (Uso de mayúsculas en Internet, RAE) y, para los que quieran saber más: La RAE presenta su primer ‘Libro de estilo’ para “escritores digitales”. Artículo publicado en EL PAÍS, 27 de noviembre del 2018.

Deja un comentario