Control de mantenimiento asistido GMA

Control de mantenimiento asistido GMA

Conceptos básicos

Este módulo Duir se encarga básicamente de gestionar todos los sistemas de mantenimiento de equipamiento interno de forma preventiva y/o correctiva.

Activos o equipamientos

Una definición completa de activos permite disponer de un catálogo de equipamiento sobre los que se puede realizar intervenciones de mantenimiento con personal interno y externo.

Estos elementos pueden agruparse por familias (maquinaría, vehículos, aire acondicionado, teléfonos, etc.) y disponer de una localización directa en centros de trabajo y ubicaciones.

Incluye datos propios de adquisición, proveedor de compra, números de serie, etc. y está enlazado, de forma automática, con el módulo de Gestor documental Duir para almacenamiento de fotografías, manuales técnicos, revisiones, certificaciones y documentos de todo tipo.

Tipos de intervenciones

Los tipos de intervenciones definirá la acción que se ha de realizar en cada caso.

Se definen de forma independiente y se asignan a los activos como opciones de cada uno. En este punto se definen posibles consumos y recambios, contadores propios del activo, valores estimados de tiempos, herramientas, check-list de trabajos y verificaciones, y la documentación correspondiente para la adaptación a requerimientos legales: alimentación, farmacia, etc.

En cada uno se definen los parámetros de su comportamiento:

  • cuántos operarios son necesarios para realizarla, de qué sección o incluso definir uno en concreto;
  • es necesaria la actuación de un proveedor externo?
  • debemos anotar contadores de producción?
  • debe asignarse un factor de urgencia? (indicador numérico de prioridad);
  • tiempo estimado de intervención (mano de obra interna);
  • tiempo para considerar retrasada la intervención;
  • tiempo estimado de parada de máquinas;
  • consumo estimado de materiales;
  • consumo estimado de recambios o repuestos;
  • debe enviarse una comunicación a administración de la sustitución de recambios para activar una posible amortización?
  • debe solicitarse un número de documento como albarán de intervención externa?
  • se activa un check-list de trabajos?
  • se activa un check-list de verificación?
  • qué documentos han de estar accesibles, imágenes y planos del Gestor documental.

Las intervenciones se inician según su modalidad:

  • las correctivas surgen de un aviso, incidencia o avería que puede abrir cualquier usuario, no es necesario que se trate de un usuario técnico;
  • las preventivas se crean automáticamente y son el resultado de unos parámetros establecidos por el usuario, pueden ser revisiones periódicas desencadenadas por horas de uso, contadores internos de cada máquina, requerimientos legales, etc.;
  • las conductivas son órdenes que se activan al finalizar otros trabajos, en este grupo podemos incluir engrases, limpieza, etc.;
  • existe la previsión, más adelante y como ampliación de este módulo, de añadir las órdenes de fabricación predictivas, derivadas del cálculo interno de la base de conocimiento (know-how) del histórico de intervenciones.

Órdenes de trabajo

Se crean combinando un Tipo de intervención con un Activo.

El circuito establecido para las intervenciones

  • Anotación de incidencia (esta fase puede existir o no).
  • Creación de la orden de trabajo. Se crea la necesidad de intervención y aparece en todos los listados de los operarios seleccionados como pendiente de iniciar hasta conseguir reunir los elementos necesarios para su puesta en marcha. Cuando se trata de operadores externos (proveedores) también se emite una Solicitud de servicio.

  • Inicio de la orden de trabajo. Ya sólo sale en las hojas de trabajo de los operarios realmente asignados, se memoriza hora de inicio y empiezan los cálculos de consumos.

  • Imputación de trabajos, confirmando consumos, añadiendo imágenes de las intervenciones, anotando comentarios y soluciones, etc.

  • Cierre de orden de trabajo. El cierre de la intervención lo realiza el propio operario con lo que finaliza el control de consumos. Si en la intervención han participado más de un operario o proveedor externo, cada uno debe cerrar su intervención individual para dar por cerrada la orden de trabajo.

  • Verificación de orden de trabajo. El supervisor puede realizar ajustes con posterioridad al cierre y añadir sus comentarios o archivos de imágenes. Usando el apartado de verificación, un supervisor puede llegar a modificar datos de órdenes de trabajo cerradas.

Un sistema de planificación de las intervenciones permite el control directo de las operaciones de mantenimiento en curso y su estado. Si se detectaran retrasos en la finalización de las intervenciones se activaría un sistema de alarmas.

Una vez cerradas las intervenciones y realizado el posible control de calidad, todos los datos pasarán a formar parte de un histórico que es capaz de generar una base de conocimiento (know-how) para futuras consultas.

El control de existencias de materiales y repuestos o recambios que se han consumido en cada orden de trabajo quedará regularizado de forma automática incluyendo trazabilidad y matriculación.

Entorno de trabajo

Las acciones de mantenimiento realizadas a pie de máquina o en un lugar concreto de las instalaciones requiere un terminal móvil con pantalla táctil de gestión simple sin uso directo de teclado en un 95% de sus acciones. Para las excepciones dispone de teclado virtual ideal para la toma de datos y anotaciones en pie de máquina.

En este terminal el usuario debe disponer de la información necesaria sobre herramientas, materiales de consumo, accesorios, planos, etc.