El Confirming es un servicio de tipo administrativo-financiero, también conocido como “pago confirmado de proveedores”, “confirmación de pagos” o “factoring de proveedores”, por el que una entidad de crédito actúa como gestor en los pagos aplazados de una empresa a sus proveedores de bienes y servicios, pudiendo ofrecer también financiación tanto a la empresa que es su cliente como a los proveedores de ésta.

No se debe confundir el Confirming, con los «pagos confirmados» o «pagos domiciliados» de menor vinculación en la responsabilidad del pago por parte de la entidad financiera. El Confirming equivale a un pago certificado, con la diferencia de que aquí el banco avala el pago al proveedor. De hecho, es un factoring inverso ya que lo inicia el cliente y no el proveedor. En consecuencia, en inglés este servicio se llama Reverse Factoring (y no, como uno podría pensar, Confirming).
De esta forma, el Confirming permite que su cliente pueda negociar la financiación que necesite en una mejor posición, permitiendo que el cobro del proveedor se anticipe sobre la fecha de vencimiento con lo que la fecha del cobro del uno y del pago del otro pueden separarse.
Este sistema es muy utilizado por las empresas que poseen una gran cartera de proveedores, que deseen dilatar el pago a los mismos o que tengan un sistema de pagos complejo.
Desde el punto de vista de la empresa que contrata este servicio de gestión de pagos, se presentan las siguientes ventajas:

  • Mejora su imagen ante sus proveedores al estar avalados sus pagos por una institución financiera.
  • Evita costes de emisión de pagarés y cheques o manipulación de letras de cambio.
  • Evita las incidencias que se producen en las domiciliaciones de recibos, llamadas telefónicas de proveedores para informarse sobre la situación de sus facturas y el seguimiento de distintas cuentas corrientes para conciliar los cargos de letras, pagarés o cheques.
  • La empresa mantiene la iniciativa de pago y obtiene información de gran ayuda en la gestión de las compras.

Asimismo, en cuanto al beneficio que puede proporcionar a los proveedores, básicamente consiste en la seguridad de cobrar sus facturas al contado (previo descuento de los costes financieros, eliminando completamente el riesgo de impago), así como obtener la concesión de una línea de crédito sin límite y sin consumir su propio crédito y evitar el pago de timbres que de esa forma no repercuten en sus clientes, al gestionar los cobros a través de traspasos o transferencias.
Por otro lado, el inconveniente que se presenta al utilizar el Confirming es que el cliente obliga al proveedor a trabajar con una determinada entidad, lo que le resta capacidad de maniobra.
Además, el proveedor también pierde la iniciativa en el cobro cediéndosela a sus clientes, y en cuanto a la entidad de crédito, el problema que puede presentarse es que concentra una gran cantidad de riesgo financiero en un solo cliente, lo que en el caso de dificultades puede ser un grave problema.
Por último, cabe resaltar que el Confirming equivale a un pago certificado, con la diferencia de que aquí el banco avala el pago al proveedor.

Para realizar un Confirming lo primero que debemos hacer es abrir un contrato con la entidad financiera, usando el proceso del mismo nombre de Base de datos, Datos de contabilidad. En este punto indicaremos en el TAC (Tipo de archivo de comunicaciones) el código de la entidad financiera: CAIXA, SANTDR, etc. Hemos de tener en cuenta que el Confirming no es un sistema estándar y que cada entidad dispone de su propio sistema de intercambio de información, por lo que Duir ha de generar un archivo distinto para cada una de ellas. Este código en realidad identifica el formato que ha de tener el archivo de intercambio.
También son obligatorios los datos: Número de contrato de 10 dígitos que nos asigna la entidad de financiera y Forma de pago al proveedor: (C)heque o (T)ransferencia.
Los datos del presentador no son obligatorio y sólo sustituyen a los de la empresa de Duir en el caso en que difieran.

Por lo demás, sólo cabe mencionar que se pueden incluir automáticamente los gastos derivados de la operación en el asiento contable de liquidación y que estos se calculan en base a los datos de gastos e intereses de la pantalla y se asignan a las cuentas que indiquemos.

                                                                       

Duir se encargará de realizar el asiento contable correspondiente a la remesa, a fecha de la misma sobre cuentas de efectos comerciales a pagar por Confirming (están configuradas en la ficha de la empresa).

400 a 401   o   410 a 411

Y, a fecha de vencimiento, realiza el asiento que descarga estas cuentas sobre la cuenta de la propia entidad financiera. Este es el asiento que puede incluir o no los gastos bancarios derivados de la operación.
Dependiendo del formato que use cada entidad financiera y con la intención de asemejar al máximo su extracto con el nuestro, el apunte de cargo sobre la cuenta de tesorería puede realizar de forma individual, efecto a efecto o de forma resumida, un solo apunte con el acumulado total.

410 o 411   sobre   572

De momento, a fecha de hoy sólo está disponible el Confirming con CaixaBank, si algún usuario necesitase instalar este módulo y trabajase con cualquier otra entidad, ha de saber que se irán desarrollando las conexiones para cada una, en el momento en que vayan apareciendo.

Esta ampliación sobre el módulo de Cartera de efectos de pagos tiene un coste adicional de instalación, por lo que no podrá ser activada directamente por el usuario y deberá ponerse en contacto con nosotros para contratar la activación de este módulo.

Deja un comentario