Estos son los cambios y las mejoras que han aparecido durante estos pasados meses y que ya están liberadas en la nueva versión de Duir. Les recordamos que, si están interesados en cualquiera de ellas, en su puesta en marcha o ampliar la información de este artículo, no duden en ponerse en contacto con nuestro departamento comercial.

Más controles propios en la tabla de Tipos de efectos, un nuevo Check nos permite indicar al sistema si deben salir los datos bancarios propios (p.ej. para sistemas de cobro por transferencia) o los datos bancarios de terceros, clientes y/o proveedores (p.ej. cobros mediante recibos bancarios domiciliados) o ninguno. Así que, si veis desaparecer estos datos de vuestras facturas; por favor, revisad este proceso para que todo esté como debe estar.

Para el control de la firma de la documentación de adeudos directos SEPA, también se ha añadido un Check que identifica qué tipos de efectos se han de controlar (p.ej. recibos domiciliados). Este control sólo funcionará si se activa el parámetro de control interno de dicha firma. Cuando el sistema está con las alertas conectadas, se impide la gestión de pedidos de ventas y la aceptación de presupuestos para los clientes que, intentando usar los tipos de efectos marcados,  no tengan la documentación SEPA firmada.
Tampoco se permitirá el tratamiento directo de envíos, facturación y/o gestión de clientes habituales con aplazamiento de cobro en el punto de venta o venta de mostrador.

Para la gestión de la notificación de cambios de precios, se ha añadido un nuevo parámetro que permite al sistema notificar exclusivamente la activación de nuevas tarifas (tarifas futuras) o, la que estaba funcionando hasta ahora, que informaba de cualquier cambio en las tarifas; cambios de precios, descuentos y escalados en tarifas actuales y/o futuras.

En el sistema de envíos de mercancías se ha añadido un icono por línea que identifica la presencia de líneas de comentarios adicionales; poniendo el cursor sobre el icono, podremos acceder a su contenido.

El módulo de punto de venta o venta de mostrador permite ahora configurar las cuentas de caja con el número de serie de facturación con el que se trabaje. Hasta ahora se usaba, para crear las cuentas de caja, el número de terminal donde estaba instalado el TPV; de esta forma cada terminal disponía de su propia caja. Desde hoy, si activamos esta nueva opción, podremos disponer de una caja única (por número de serie de facturación) para todos los terminales que deseemos.

Con el aumento de los sistemas de control y seguridad, y aunque a muchos usuarios no les haya gustado, se ha bloqueado la impresión de documentos de salida externa (albaranes, facturas, etc.) desde el proceso de previsualización. Hasta ahora y aunque no se podía realizar una impresión directa, algunos usuarios utilizaban la previsualización de una factura para imprimirla y luego seguían teniendo la opción de grabarla o no. Desde ya mismo, esto no será posible, el hecho de que un usuario pueda disponer en su mano de un documento que no ha grabado en el sistema ha quedado totalmente erradicado.
De hecho, el sistema de previsualización, que había nacido para poder hacer ajustes estéticos en los documentos de salida externa, para ver cuando un pedido ocupaba una página más por una línea que posiblemente podríamos obviar y que nos permitiera un ajuste más afinado, se usaba para conseguir disponer de documentos físicos imprimiéndolos desde esa misma pantalla y dejando en manos del usuario su grabación posterior. Pues bien, en favor de la seguridad y para eliminar todo tipo de mala gestión en los procesos, se han bloqueado definitivamente.

Los datos propios del cliente se han bloqueado en los procesos de gestión. Esta opción que antes estaba abierta y permitía al usuario cambiar los datos fiscales de un cliente en cualquier proceso, por motivos exclusivamente de seguridad, se ha acabado restringiendo de forma que sólo los datos del contacto, teléfono, etc. son modificables, el resto de datos propios del cliente; dirección fiscal, población, CIF, etc. han quedado bloqueados para su manipulación. En este punto cabe mencionar que el cliente definido como “anónimo” en el sistema, sigue permitiendo que manipulemos sus datos fiscales sin problema alguno. Claro está que, este cliente, se tiene la función de evitar abrir nuevos clientes si se va a realizar una operación puntual. Como es evidente, en este caso, sí podremos manipular sus datos fiscales desde el presupuesto, al pedido o la factura.

El uso del cliente “anónimo” que es tan evidente en sistemas integrados con el módulo de punto de venta o de venta de mostrador, no lo es tanto en los procesos normales de gestión. Por este hecho, un nuevo parámetro, permite o no el uso de este cliente en los procesos de presupuestos, pedidos, albaranes y/o facturas del módulo general de Duir.

El informe de operaciones con terceros se ha modificado para permitir la impresión de cartas de comprobación de un solo cliente o un solo proveedor. Al mismo tiempo, se ha añadido la opción de hacer subtotales trimestrales también en las mencionadas cartas.

En los procesos de Cartera de efectos, cobros y pagos, están desapareciendo las opciones de menús correspondientes a la impresión y envío de remesas. Estas opciones se están incluyendo, como un botón añadido en cabecera, dentro de los propios procesos de remesas. De esta forma, cada tipo específico de remesa dispone de su proceso propio de impresión y envío de la misma. Nos hemos visto obligados a este cambio en el momento en que se han ido añadiendo procesos como el Confirming o las transferencias bancarias.

El Cierre de explotación de contabilidad ha encontrado un nuevo lugar dentro de los procesos automáticos de Contabilidad. Ahora está situado bajo la opción de Liquidación de I.V.A.

 

 

Sobre las contraseñas de todo tipo, desde las de acceso de los usuarios a las usadas en las cuentas de correo electrónico, se ha implantado un manual de buenas prácticas limitando así los caracteres que podemos usar en ellas.
Limitaciones a las contraseñas: 0..9, A..Z, a..z, espacio, punto, coma, guión y guión bajo.

Deja un comentario