Estos son los cambios y las mejoras que han aparecido durante este pasado mes de febrero y que ya están liberadas en la nueva versión de Duir. Les recordamos que, si están interesados en cualquiera de ellas, en su puesta en marcha o ampliar la información de este artículo, no duden en ponerse en contacto con nuestro departamento comercial.

Unificación de remesas bancarias

Desde este pasado mes de febrero ya no debe existir el concepto remesas al cobro y al descuento. Se ha unificado el proceso de remesas bancarias y ahora todo funciona de la misma forma.
En los parámetros de negociación de efectos se ha incluido el campo «Contrato de anticipo de crédito» que equivale a la antigua financiación de la remesa antes de su vencimiento. Este campo incluye dentro del archivo de envío SEPA el prefijo FSDD o el SDD para diferenciar el anticipo de crédito.
Como explicamos en otro artículo de este mismo boletín, también este desaparecerá en favor de nuevos productos bancarios que deberían estar por llegar.

Cambio de perfil del usuario

Ya no será necesario el papel del administrador de claves de Duir, ahora cada usuario podrá disponer de un proceso en el menú que le permitirá hacer estas funciones sin necesidad de depender de otras personas.
En este apartado podrán definir y mantener la información personal de cada uno, así como la gestión de cuentas de correo que pronto empezaremos a usar en el módulo de Gestor documental y Work-Flow.

Y para nuestros usuarios del sector textil, se han ultimado nuevo proceso en el entorno de producción.

Descuentos por familias

Este proceso ha cambiado de nombre, se trata del anterior Precios por familias. En él se han reducido los datos de valoración comercial a los descuentos (de ahí el cambio de nombre) y se han concentrado limitadores por familia, tales como el Descuento Máximo Autorizado o el Margen Mínimo de Ventas, indicadores que dispararán sus alertas en los procesos de gestión en los que intervengan.
Al mismo tiempo y siguiendo los patrones de seguridad comercial, estos datos limitadores, así como el acceso a todas las tarifas futuras en cualquier proceso Duir, han quedado restringidos a su manejo por parte de los usuarios identificados como Supervisores Comerciales.

TeamViewer

Ya disponemos de contrato definitivo con TeamViewer en su última versión. Desde hace algún tiempo, nuestro departamento de asistencia técnica viene ofreciendo sus servicios remotos a través de TeamViewer. Los usuarios que aún no dispongan de este programa de comunicaciones, pueden descargarlo desde la web de TeamViewer o bien, descargar desde aquí el servicio SAT personalizado.
Les recordamos que se trata de un programa de comunicaciones que permite a nuestro servicio técnico disponer de un acceso limitado a su ordenador. De esta forma, sólo cuando nuestro técnico lo necesite, le requerirá la contraseña que le ofrece el programa en cada sesión. Una vez finalizada la asistencia puntual, deberá desconectar el programa y la contraseña quedará invalidada hasta que, en una nueva conexión, TeamViewer le suministre otra. La idea final es que, ni nuestros técnicos puedan acceder a sus equipos sin su consentimiento puntual.

Deja un comentario