Después de muchas reuniones con asesorías y usuarios, y con la intención de mejorar el resultado neto de su empresa a través de las deducciones fiscales para proyectos de I+D+I, hemos encontrado posibilidades para aumentar el retorno de la inversión realizada al incrementar el acceso a los entornos digitales.

En otras palabras, enfocando las inversiones en nuestro módulo Gestor Documental, así como a todos los servicios complementarios que envuelven esta herramienta, y bajo el concepto sistemas de digitalización documental podremos acceder a estos incentivos.

Incluyen todas las mejoras tecnológicas de la empresa; entre ellas, los gestores documentales, los sistemas de gestión de registros electrónicos, los sistemas de gestión de contenidos empresariales ECM (Enterprise Content Management) o los sistemas de gestión del conocimiento.

Tanto si se están desarrollando a nivel interno, como si se subcontratan a terceros, el incentivo se aplica sobre la inversión ya realizada; es decir, este ejercicio y los anteriores.

Incluyen tanto la adquisición de las licencias de uso, como las personalizaciones, e incluso, consultorías y formaciones.

Estas opciones se estructuran en una serie de ayudas y deducciones que pueden ser de interés para muchos. A continuación detallamos, de forma abreviada, cuáles son las diferentes alternativas que además no se excluyen.

Texto oficial del incentivo para las deducciones por actividades de I+D+I (Artículo 35. Deducción por actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica. Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades).

El incentivo permite recuperar deducciones fiscales de años anteriores sin necesidad de abrir ejercicios prescritos y, aunque los datos pueden haber variado desde su publicación, esta línea sigue abierta. Consulte con su gestoría. 
Para conseguir estas ayudas es necesario identificar todos aquellos proyectos -tanto en el ámbito de producto, como de proceso o de sistemas-, aglutinarlos y elaborar toda la documentación técnica y económica necesaria. 

La base para calcular la cifra económica de la deducción fiscal por I+D+I se basa en;

  • horas/persona (técnicos, desarrolladores, formadores, analistas, etc.),
  • colaboraciones con terceros (facturas, acuerdos con proveedores a efectos de subcontratación, etc.).

Esperamos que esta información sea de su interés y podamos contar, después de esta atípica situación, con un poquito más de ayuda por parte de las administraciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *